martes, 13 de noviembre de 2012

MAROTO, AMOR A TRES BANDAS


El viernes pasado Maroto y Bildu pactaban mejorar la chapuza creada por estos mismos hace un año, con el impuesto de basuras gravando a "las viviendas vacías". Es decir, gravaban más con el impuesto de basuras a lo que ellos entendían que era una vivienda vacía. Simplemente lo estipulaban a través del censo de empadronamiento. 

De todos es sabido, que empadronarse en una vivienda no quiere decir que residas en ella, por tanto que en una vivienda no haya personas empadronadas no quiere decir que esté vacía y sobre todo que haya viviendas con personas empadronadas no quiere decir que la vivienda esté ocupada. Este año el números de reclamaciones respecto a éste gravamen ha sido numeroso, viviendas de VPO que se entregaban en Diciembre y que la ley te da tres meses para entrar a vivir el ayuntamiento te gravaba injustamente por no estar empadronado el 1 de Enero.

Viendo estas injusticias y muchas más, el viernes se opta por dejar al margen a las viviendas de VPO (todas, incluidas las de propiedad de Ensanche XXI y promotoras que no han conseguido colocar) y a las personas de renta baja. Éste es el termino del acuerdo entre Bildu y PP.

Hoy sin embargo, Maroto da vuelta atrás y simple y llanamente quita el gravamen del impuesto de basuras a las "viviendas vacías", esta vez pactado con el PNV. No es demagógico decir, que con está medida quien sale beneficiado son, las promotoras, los bancos y los especuladores que no van a poner en el mercado de alquiler sus viviendas vacías.  

El PNV argumenta que no es lógico gravar más con el impuesto de basuras a las viviendas vacías, puesto que estas mismas son justamente las que no generan ningún tipo de residuo. Es cierto y lógico el argumento, pero desde Burdinbide opinamos que si no es  esta fórmula habrá que buscar otra para gravar a las viviendas vacías, básicamente para activar el mercado de alquiler y dinamizar el mercado de viviendas de 2ª mano.

Y sobre todo habrá que buscar una fórmula para la denominación de vivienda vacía. Todos los grupos tienen que llegar a un consenso y buscar solución a este entuerto que a los vecinos de los nuevos barrios este año nos ha costado mucho dinero.


No hay comentarios:

Publicar un comentario