martes, 5 de noviembre de 2013

COLUMPIOS PELIGROSOS Y EN MAL ESTADO


Que en nuestro barrio estamos escasos en equipamientos deportivos y de ocio para los más txikis es más que sabido por todos. Pero que los pocos que tenemos sean peligrosos o estén en mal estado es ya demencial.
El domingo 22 de Septiembre, justamente cuando dábamos por finalizadas las fiestas un niño de vuelta a casa se subió al tobogán del parque del este. Tobogán que cuenta ya con el escalofriante balance de dos brazos rotos a la que añadiremos este hecho de Arkaitz, un gran susto, puesto que el niño se quedo unos minutos sin movilidad en las extremidades inferiores de su cuerpo, al precipitarse al vacío desde las escaleras al no tener agarres en la parte superior del tobogán. También hemos podido comprobar, cómo hay una cuerda en el lateral del mismo columpio, el cual invita a todos/as a realizar actividades peligrosa. 

Exigimos una pronta solución para este y otros muchos columpios peligrosos que hay en nuestro barrio, en este caso el problema es de diseño, pero en otros muchos casos es por deterioro y escaso mantenimiento. En el parque de la calle Gabriela Mistral, el grave problema en los columpios viene dado sobre todo porque se recepcionó el parque ya en malas condiciones. Es decir, que ahora todas las reparaciones de los columpios en cuestión las ha de tener que sufragar el ayuntamiento, es decir, todos los vecinos y vecinas de esta ciudad. Mientras que si hubiera realizado bien su trabajo, estos arreglos hubieran tenido que realizarlos la junta de compensación del sector 11- Ibaialde. ¿A caso es razonable que la junta de compensación entregue un rocódromo sin agarres suficientes como para que los usuarios puedan utilizar de forma segura esta actividad?.

Este hecho nuevamente demuestra la mala gestión realizada por la concejala Leticia Comerón. Concejala ésta que ha día de hoy mantiene a vecinos/as de Salburua echando la basura en los alcorques de los árboles. Concejala ésta que se le recordará por tener la ciudad más sucia de los últimos tiempos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario