domingo, 19 de febrero de 2012

EL EDIFICIO FANTASMA


El mes de Enero nos pusimos en contacto con VISESA para interesarnos por el edificio rojo de Bulevar de Salburua puesto que en Agosto estaba terminada la edificación y no se veía movimiento alguno. Nos comentaron que por Abril o Mayo tenían previsto la entrega, por tanto hablamos con Leticia Comeron (concejala de limpieza y vía pública) y ella nos indicó que hasta esa fecha por lo menos, no se iba a poner en marcha la recogida neumática de basuras de la margen izquierda.

Esta misma semana nos hemos vuelto a poner en contacto con VISESA, y cual ha sido nuestra sorpresa, al conocer que tan sólo se habían firmado los contratos de 51 viviendas de las 242 viviendas que tiene el inmueble en cuestión. Por tanto ya no nos cercioran la fecha de entrega,  pero por contra a los firmantes se les indica que en marzo está previsto la entrega de llaves. Obviamente con estas cifras cuestionamos la entrega para esa fecha.
La situación es muy grave, no sólo por que un vecindario entero esté a expensas de un servicio que por ahora no se cumple, sino por que muchísimos jóvenes se están viendo imposibilitados de poder independizarse por cuestiones meramente económicas. 

Con la llegada del nuevo Gobierno Vasco se cambió el modelo crediticio, pensamos que a un modelo mucho más perjudicial para los vecinos y mucho más beneficioso para las entidades bancarias. En breve plazo tenemos previsto acudir al Parlamento Vasco para poder poner orden en este tema, puesto que creemos que lo que sucede en este inmueble concretamente es sólo la punta del iceberg.

Una de las soluciones más inmediatas (aunque no la única) pedimos que los sorteos que se están realizando y se prevean realizar se paralicen y se sorteen nuevamente estas viviendas puesto que es ilógico que se siga construyendo masivamente si la demanda es nula o casi nula. Hay que consolidar lo ya construido y después crecer si es necesario. Para tomar esta medida tiene que ir acompañada de flexibilidad crediticia puesto que hay mucha gente ha día de hoy que no tiene ahorrado el 20% del importe de la vivienda. 

Desde Burdinbide así como desde UVA estamos trabajando activamente en todos y cada uno de los problemas concernientes a la VPO, y este es otro de los casos en los que estamos trabajando.

Aquí os dejamos el enlace de la noticia sacada hoy en el correo.


4 comentarios:

  1. Pues sí, es una vergüenza porque hay gente apuntada en etxebide, que cumple requisitos y no le dejan acceder a la compra de una vivienda en este bloque, como es mi caso.
    No sé a qué juegan ni Etxebide ni Visesa, parece que no los quieren vender. Yo fui a preguntar a Visesa cuando pusieron el anuncio de Visite Piso Piloto, y me dijeron que eso era sólo para la gente que le había tocado un piso allí para hacerse una idea de cómo iba a ser su piso... Ahora veo que me engañaron.
    Lo que está claro es que están perjudicando a todo el mundo, a vecinos, a las personas que ya han formalizado contrato, a los que quieren un piso ahí y no se lo adjudican, y a todo el mundo en general porque hasta que no este entregado el bloque a todos los vecinos el mantenimiento lo va a tener que pagar Visesa, pero como Visesa somos todos...

    ResponderEliminar
  2. Se rumorea que el edificio se mueve incluso que la torre se a hundido! No se que habrá de cierto en esto pero yo rechace un piso en esta promoción por ello!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hay que ser tonto! Pero tú te crees que van a permitir que 242 familias vivan en un edificio que se puede caer?? En fin... tenemos lo que merecemos...

      Eliminar
  3. Estoy con Paul, no entiendo cómo habiendo aún gente apuntada en Etxebide y de VITORIA amplían el sorteo a Bizkaia y Gipuzkoa! A mí no me ha tocado (nacida y empadronada en Vitoria desde hace 34 años) pero sí le ha tocado a una chica de Sopelana y otros tantos de Bilbao... NO ENTIENDO NADA, ¿es que me tengo que ir a Sopelana a solicitar vivienda? ah no! que en Bizkaia jamás me dejarían entrar en el sorteo por no ser de allí!!!

    ResponderEliminar